Versión para imprimr

Gestión preventiva

Una parte fundamental de los esfuerzos para la conservación en los espacios protegidos se concreta en lo que se denomina gestión preventiva: la elaboración de informes referidos a distintas actuaciones, o dentro de otros procedimientos administrativos (evaluación de impacto ambiental, planes especiales, planes de ordenación del territorio...) o a la autorización de aprovechamientos y actividades diversas. 

La importancia de los mecanismos de control administrativo en la consecución de los objetivos de conservación de los espacios protegidos ha tenido como consecuencia la necesidad de desarrollar herramientas de calidad para este ámbito de la gestión. Se ofrece aquí el documento de buenas prácticas para la gestión preventiva. Este documento contiene una serie de criterios precisos para que los informes  y autorizaciones  generados en las áreas protegidas estén basados en la mejor práctica profesional.