Nuevo Consejo de EUROPARC-España

Versión para imprimr

La Asamblea de Miembros de EUROPARC-España reunida el 2 de febrero renueva su Consejo presidido durante los últimos cuatro años por Carles Castell, que pasa el relevo al que será el séptimo presidente electo de la organización, Rafael Mata Olmo.

El nuevo Consejo está compuesto por:
Rafael Mata Olmo, Presidente. Catedrático de Geografía de la Universidad Autónoma de Madrid.
Amaia Barredo Martín, Vicepresidenta. Directora de Medio Ambiente y Urbanismo de la Diputación Foral de Álava.
Eulàlia Comas Lamarca, Secretaria-Tesorera. Técnica del Servicio de Planificación del Entorno Natural de la Dirección General de Políticas Ambientales y Medio Natural de la Generalitat de Cataluña.
José Ángel Arranz Sanz, vocal. Director General de Medio Natural. Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Junta de Castilla y León.
Francisco Javier Madrid Rojo, vocal. Director General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.
Aitor Zulueta Tellería, vocal. Director de Medio Natural y Planificación Ambiental del Gobierno Vasco.
Basilio Rada Martínez, vocal. Director del Organismo Autónomo Parques Nacionales, Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.
Antonio López Lillo, vocal. Presidente de Honor de EUROPARC-España.
Marta Múgica de la Guerra, vocal. Directora de la Fundación Fernando González Bernáldez y Coordinadora de la Oficina Técnica de EUROPARC-España.

En la Asamblea se presentó la publicación del Programa Sociedad y Áreas Protegidas 2020, documento estratégico donde se identifican las necesidades presentes y futuras basadas en la experiencia de más de 20 años y en los cambios que se vislumbran a medio plazo. Entre los principales desafíos de futuro, que hace suyos el nuevo Consejo, Rafael Mata destacó la necesidad de intensificar los esfuerzos “en el acercamiento y trabajo colaborativo con todas las entidades y colectivos implicados en las áreas protegidas”, y, por otro lado, puso el acento en “la necesidad de mostrar y potenciar los múltiples beneficios que las áreas protegidas proporcionan a la sociedad”.

Las líneas prioritarias del Programa Sociedad y Áreas Protegidas son:

  • Integración de las áreas protegidas en el territorio
  • Servicios de los ecosistemas para el bienestar humano
  • Transferencia del conocimiento científico a la gestión
  • Comunicación estratégica para aumentar el apoyo social y político
  • Diversificación de los modelos de gobernanza
  • Diversificación de los modelos de financiación
  • Ambientalización de las políticas sectoriales
  • Responsabilidad global y cooperación internacional

Share this post